¿POR QUÉ EL PRODUCTO CONGELADO ES MÁS FRESCO?

Al contrario de lo que algunos piensan, la carne congelada tiene más beneficios que los productos “frescos”. La principal diferencia entre el alimento fresco y el congelado es, que el segundo se ha sometido a una disminución de temperatura en un congelador que produce la congelación de su componente principal, el agua.

Este hecho provoca múltiples beneficios:

-La vida del producto congelado profesionalmente se extiende considerablemente.

– Al congelarse en el momento correcto podemos asegurar que la carne cumpla con los días de añejamiento adecuados lo cual intensifica el sabor de la carne y va a ayudar a la suavidad de esta. Es importante también saber que cada corte se añeja en forma diferente, los días van a depender del tipo del musculo de la res. 

– Al congelarse de una forma profesional (-40°) se logra que no se formen cristales de hielo y esto hace que la carne nunca pierda su integridad, su sabor original y su calidad.

– La carne al ser menos manipulada y solo ser congelada una vez va a disminuir en gran cantidad el crecimiento bacteriano y evitara al 100% que la carne se eche a perder o pueda enfermar a alguien.

En cambio:

– El congelar carne “fresca” en un refrigerador de casa hace que la carne pierda calidad al formar cristales de hielo lo cual hará que el corte pierda jugosidad al descongelarse. 

– Se desconocen los días de añejamiento del producto.

– La carne y productos cárnicos frescos son fácilmente alterables, por lo que deben manejarse con especial cuidado durante todas las operaciones de proceso.

¿Te gustó este articulo?

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter
Share on linkedin
Compartir en Linkedln

Compártenos tus comentarios